Sal de mar, agua de mar y los beneficios del agua de mar

La hipertensión arterial y el agua de mar

Lo primero que le dice un médico a un hipertenso es que tiene que comer sin sal. Pero un hipertenso no tiene por qué comer alimentos insípidos y faltos de sabor. Simplemente, puede condimentar sus comidas con sal marina o con agua de mar, sin ningún riesgo para su hipertensión.

El desconocimiento del agua de mar ha llevado a la mayoría de los facultativos y naturistas a creer que el “agua salada del mar” y la sal común o de mesa, son la misma cosa. Gran error de estos profesionales. Lo que le da el sabor salado al agua de mar es el sodio (Na), que no es el componente mas abundante del agua de mar. Un sodio que es orgánico y no químico. La sal de mesa tiene la fórmula química, denominada nada orgánica. Es decir, la sal común para dar sabor necesita mantener mezclados al sodio en el cloro. En el mar esto no sucede, por que el cloro y el sodio son iones que están separados. En el agua de mar hay un 10% más de cloro que de sodio. Por lo tanto, el sabor del agua de mar, que es orgánica, no tiene nada que ver con la composición química que tiene la sal.

¿Conocías los beneficios de beber el agua de mar?