Intervención del Azufre en el agua de mar

Tiene un gran poder desinfectante y antibiótico, ayuda al sistema inmunológico en la defensa del cuerpo. Es un antitóxico de gran categoría. Interviene en la síntesis de una gran cantidad de proteínas de grandes moléculas, cómo las del colágeno y la elastina, de vital importancia en la estructura soporte de todo el organismo, ya que son factor vital para el tejido conjuntivo laxo, del que depende la preservación del organismo contra las enfermedades degenerativas, una de las epidemias contemporáneas. Defiende al organismo contra los problemas ambientales de las radiaciones y la polución.
Se encuentra, sobre todo, en el ajo, que, gracias a ello, es muy famoso y se considera el rey de las hierbas. Las propiedades antibióticas del ajo y la cebolla deben su fama precisamente al azufre que contienen. En casi todos los alimentos de la dieta diaria se encuentra el azufre, especialmente en las carnes, los vegetales y frutas, las nueces y los tubérculos.
El poder antibiótico del ajo solo es superado en la naturaleza por el agua de mar hipertónica, capaz de neutralizar todos los tóxicos y gérmenes que durante millones de años la Tierra y sus habitantes descargaron y descargan inmisericordemente en ella.

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *