Agua de Mar Marine Life - Minerales y Agua de Mar

Minerales y Agua de Mar

Los Minerales y el Agua de Mar

Muchos elementos son aportados al mar por las lluvias que arrastran los minerales de las rocas de las montañas, de los metales y oligoelementos de la superficie de la tierra y subterránea, así como las sustancias vivas y muertas procedente del reino vegetal y animal.

Esos productos químicos son arrastrados por los ríos hasta el mar, y al entrar en contacto con ella, son digeridos y transformados en elementos orgánicos por acción del plancton y del fitoplancton, en una solución coloidal e infinitesimal, biodisponibles en el momento, debido al efecto de la quimiosíntesis equivalente a la fotosíntesis en la tierra.

No es lo mismo tomar un mineral en su estado inorgánico o químico de la tierra, que cuando ese mineral ha sido digerido por un animal.

Asimismo, el agua del mar contiene los elementos procedentes de las montañas y volcanes marinos, de los corales, de las algas y de los fósiles de marinos muertos.

La totalidad de estos 111 elementos descubiertos hasta ahora, son identificados como necesarios para la vida, y para el buen funcionamiento y mantenimiento de la misma.

Por último existe otra conexión o presencia de los minerales marinos del mar con nuestro medio interno.

Cuando se habla de sales, no se está hablando de sal de mesa o de cocina, sino a todos los elementos contenidos en la tabla periódica de Mendelyev.

Cuando apareció la vida en el mar, hace cientos de millones de años, la concentración de estas sales minerales era del 9%º, o sea, de 9 gramos de sales minerales por litro de agua, justamente la misma concentración de sales que actualmente tenemos en nuestro medio interno, 9 gramos por litro de sangre, así como en todos los animales y plantas.

Esta similitud sugiere que a pesar de la evolución, (de los cientos de millones de años que han transcurrido) los seres humanos conservamos una memoria acuática de los orígenes. Es como una carta de identidad biológica que nos recuerda en cada momento nuestro origen marino.

Publicado en Blog Marine Life.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *