Molibdeno y sus beneficios

Es imprescindible en la síntesis de nitrógeno de las proteínas, y en la conversión de las purinas en aminoácidos, así cómo para varias enzimas, cómo las que actúan en el metabolismo de las xantinas, que si no se metabolizan son tóxicas para el organismo. Interviene en el metabolismo óseo. Se encuentra en el hígado y en los riñones, también está presente en los granos integrales y en las carnes de la dieta diaria. Altas concentraciones de azufre lo inhiben, así cómo las temperaturas altas; y concentraciones de molibdeno superiores a 25 mg inhiben la síntesis del cobre y producen lesiones articulares, como la gota.

El agua de mar hipertónica provee las cantidades biodisponibles en forma de trazas, que, en exceso, el organismo no tiene ningún problema en eliminar, sin perjudicarle.

Publicado en Blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *